Historia

La historia del olivar en Uruguay tiene una estrecha relación con los hombres – Los emigrantes europeos llevaron consigo una tradición de gusto. Pero como no podian traer con ellos un poco de su tierra, plantaron olivos de sus regiones, dejandoles aclimatar a la tierra y al entorno tan particular de este pais.

De estas variedades de arboles venidos de Europa, Leccino, Taggiasca, Pendolino, Moraiolo, Frantoio, Manzanilla, Arbequina, se puede decir que son ahora autoctonos, mezclándose dentro del ambiente con tanto éxito que aun los tatous les han hecho su habitat de predilección .

Hoy seguimos plantando estas variedades de olivos, rigorosamente seleccionados dentro de las plantaciones de Italia y España – El objetivo es que estos arboles se adapten y se fusionen con la identidad de este país, una mezcla de vegetación apacible de carácter Mediterráneo y sus bruscas explosiones tropicales para que las aceitunas producidas tomen hasta el más sutil de los aromas